Existe una empresa que ha creado un programa con el que mediante algoritmos puedes componer música en cualquier estilo musical, o incluso en modo aleatorio puede generar su propia música. ¿Hemos llegado a la era de la música artificial?

Ya es una realidad que los desarrollos en torno a la inteligencia artificial están creciendo de forma exponencial, donde ya hemos visto como es capaz de entablar conversaciones, pilotar un avión de combate, imitar nuestra caligrafía y hasta ser redactor de noticias en los pasados Juegos Olímpicos; pero ahora tiene una nueva profesión, la composición.

FlowMachines es un maravilloso proyecto que nace en los laboratorios de investigación de Sony CSL, donde un grupo de científicos han logrado por primera vez que un sistema de inteligencia artificial componga una canción entera, bueno, en este caso son dos.

FlowMachines es un sistema que se ha alimentado con más de 13.000 melodías, las cuales están conformadas por una gran variedad de estilos musicales, compositores y canciones, principalmente de jazz, pop, música brasileña y de obras de Broadway.

Esto hace que con sólo pedirle que «componga» una melodía sea capaz de buscar en su base de datos y armar la melodía, esto con todo y letra extraída de fragmentos de frases dentro de las mismas canciones. Sin embargo el sistema aún no es capaz de trabajar por sí mismo, ya que se apoya en un compositor humano quien produce la canción, selecciona el estilo y género, además escribe la letra; ya con toda esta información FlowMachines busca en su base de datos y en unos cuantos minutos nos muestra los resultados.

Como por ejemplo es el caso de la canción que lleva por nombre Daddy’s Car es el resultado de haberle pedido que componga algo pop basado en The Beatles. La segunda canción que se han compuesto se ha llamado Mr. Shadow y aquí se le pidió que armara algo al estilo de «los compositores estadounidenses», de donde se sacaron fragmentos de canciones y melodías de compositores como Cole Porter, Gershwin, Duke Ellington, entre otros.

El proceso para crear la canción aún requiere mucho de lo que se presenta hoy en día en un estudio de grabación, ya que en este caso el compositor humano Benoît Carré es quien selecciona el estilo y una melodía base con una herramienta conocida como FlowComposer

Estas canciones y otras más formaron parte de un álbum que salió a la venta en 2017, el cual fue el primero que haya sido compuesto por un sistema de inteligencia artificial para su comercialización. Si queréis escucharlas y saber más no dudéis y pinchad aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here